Call us toll free: (54 11) 4553-3421 / 4553-3441 / 4554-0771
Top notch Multipurpose WordPress Theme!

La propuesta

Nuestra pedagogía está centrada en el reconocimiento de que hay diversidad de infancias, todas valiosas y particulares.

El nombre de la escuela primaria, que proviene del latín, confirma con su significado el rumbo y el crecimiento de nuestra propuesta educativa iniciada en el jardín. Porque Æqualis significa en la primera acepción lo contemporáneo, lo que tiene sincronicidad con los tiempos y, en la segunda, el lugar donde inicialmente todos son iguales.

Estar en sincronicidad con los tiempos y dirigir una escuela con una propuesta innovadora y de excelencia académica es para nosotros un permanente desafío y una gran responsabilidad.

 

¿Cómo trabajamos?

Pensamos y diseñamos nuestra institución como un espacio cultural privilegiado para la transmisión y apropiación del conocimiento, para la creación de nuevas formas de expresión.

Trabajamos con seriedad, con tiempo y dedicación para el estudio y la reflexión, y desarrollamos prácticas docentes centradas en el trabajo por proyectos, atendiendo a lo grupal y a lo singular, en más de un idioma y utilizando múltiples lenguajes.

 

Nuestros propósitos...

Nos orienta el deseo de iniciar a los chicos en el contacto con el arte, la socialización y el juego compartido. Nos gusta pensar que los modos de experimentar y aprender en el jardín, profundizados y desarrollados en Æqualis escuela primaria, se verán reflejados en grupos de chicos y chicas libres y responsables, sensibles al conocimiento, a la música, a la pintura, a la lectura, a la expresión corporal, a la buena convivencia y al respeto por el otro. Nos mueve el deseo de contribuir a partir de nuestra tarea con la formación de personas "sabias" que puedan tomar decisiones apropiadas y humanas, en nombre de otros. Y esa tarea tiene sus raíces en el jardín.

¿Por qué nuestra escuela es un buen lugar para aprender a vivir juntos?

Nuestra escuela conformada por Aequalis y El jardín de la esquina es una institución donde las preguntas pueden hacerse críticamente y sin urgencias, porque en ella transcurre la hora de la infancia, un tiempo libre de las presiones del mundo adulto. En el que los chicos y chicas descubren el mundo palmo a palmo, de la mano de adultos preparados para acompañarlos en el desarrollo de sus capacidades.

Es un lugar privilegiado para adquirir nuevos conocimientos y construir mejores relaciones interpersonales, atendiendo a la igualdad y respetando las diferencias. Un espacio confiable para aprender a diseñar y gobernar el futuro de cada uno, y para volcar ese aprendizaje en una sociedad donde lo común tenga sentido y vuelva a existir el sentido común. Un buen escenario de ensayo para la vida en democracia: un lugar de pequeños ciudadanos y futuros sujetos activos.

 
 
 

La experiencia

Este proyecto singular que venimos amasando desde 1978 es una experiencia educativa para la vida, que se puede descubrir en las voces y las canciones de los "Piojos y Piojitos", en su amor por la música y en los colores y trazos de sus pinceladas.

La vida de los chicos en nuestra institución transcurre en un clima de alegría, aprendizaje, respeto y de cuidado por el otro,de escucha interesante y de acompañamiento solidario, en medio de ritmos pausados que alternan con la agilidad y los cambios de la niñez.

Nos interesa forjar trayectorias escolares en las que el aprendizaje de cada uno de los alumnos gire en torno de contenidos que los harán personas de bien.

La construcción de normas de convivencia amables y responsables forma parte de las prácticas cotidianas. Por eso nos alegramos cuando esas normas se hacen presentes en los gestos de los chicos. Por ejemplo, cuando los más grandes escuchan leer despacito a los de primer grado, con muchísima paciencia y en silencio.