Call us toll free: (54 11) 4553-3421 / 4553-3441 / 4554-0771
Top notch Multipurpose WordPress Theme!

Particularidades de nuestra propuesta

  El Jardín de la Esquina es una escuela para los más chiquitos y las más chiquitas.

  Una escuela donde juegan, exploran, cantan, bailan, pintan y se expresan junto a sus docentes.

  Un lugar donde aprenden a ser autónomos, a elegir, a relacionarse, a querer y ser queridos en un clima de alegría y ternura.

  Un espacio ideal para recorrer el camino de encuentro con los otros, y para ampliar el conocimiento sobre el mundo.

  Un ámbito confortable, seguro y pensado especialmente para ellos.

LOS MODOS DE CONOCER

La modalidad de trabajo en El Jardín de la Esquina está centrada en el desarrollo de experiencias interesantes con otros.

En nuestra propuesta privilegiamos el desarrollo integral de todas las capacidades de los chicos: cognitivas, motrices, afectivas, sociales y expresivas. 

Así, el proceso de crecimiento adquiere formas diferentes de acuerdo a las edades porque en cada etapa de la infancia se revelan diversas necesidades y nuevas posibilidades de juego y aprendizaje.

Por primera vez en sus vidas los chicos forman parte de un grupo de compañeros y compañeras en situación de “paridad” e incorporan pautas y normas de convivencia en un contexto de interacción.

Provocar sus capacidades creadoras a partir de la inmersión y el contacto con el arte es uno de nuestros principales ejes de trabajo. Por eso la plástica y la música atraviesan toda nuestra propuesta. 

EL LUGAR DEL JUEGO DRAMÁTICO

Mediante el juego dramático los chicos representan distintos personajes y de este modo despliegan su conocimiento personal sobre el mundo y también sus fantasías. A través de su desarrollo los maestros descubren las actitudes y preferencias de los más chiquitos.

Los docentes del jardín intervienen no sólo como observadores sino también como iniciadores del juego, en su mantenimiento y para la profundidad del mismo. Esta posición de los maestros y las maestras es muy valorada por los grupos que ven en ellos a sus figuras referenciales en las que pueden apoyarse sin temor a equivocarse.

Estos espacios de juego compartido nos permiten conocerlos más en profundidad y planificar su iniciación en las distintas áreas del conocimiento.

LO QUE SUCEDE EN LAS SALAS

Nuestra misión es ofrecerles a los chicos temas interesantes y significativos que reflejen la vida cotidiana y también la trasciendan.

A partir de diferentes actividades propiciamos una actitud abierta hacia el aprendizaje, la exploración y la investigación, respetando las necesidades lúdicas de la niñez y las singularidades de cada uno. Acrobacia, yoga y cocina son algunos de los talleres que se llevan adelante en el jardín.

Las propuestas de cada sala abarcan una variedad de contenidos provenientes de las ciencias sociales y naturales, de la plástica, la música, la expresión corporal, las prácticas del lenguaje y la literatura, la matemática y las nuevas tecnologías.

“EL DE LA ESQUINA ES MI JARDÍN”

Cada uno de los chicos construyen su pertenencia a un grupo en particular y, además, se vinculan con chicos de otras edades y con los adultos encargados de acompañarlos en su crecimiento.

Maestros, ayudantes, profesores, asesores, directivos, personal de administración, secretaría y mantenimiento, todo un equipo de trabajo, llevan adelante desde lugares propios y diferenciados el proyecto educativo de El Jardín de la Esquina.

En las rondas musicales, un momento de encuentro semanal, los nenes de las distintas salas se reúnen para contarse las últimas novedades y compartir canciones.

Cuando estamos de fiesta, cantamos e invitamos a las familias a disfrutar de la muestra de arte “Las más chiquitas y los más chiquitos exponen a los grande”, una de las tradiciones del jardín.

EL JARDÍN CANTA PARA TODOS

La música es esencial al jardín y constituye una de nuestras singularidades: una banda musical compuesta de diversos instrumentos y sobre todo las voces de los chicos y sus maestros se escuchan diariamente en las salas, en las rondas en los patios, y en la puerta cuando nos despedimos hasta la semana siguiente.

Además, nuestro canto suena y resuena en otros jardines y en muchas casas y rincones de la Argentina y del mundo: a partir de emprendimientos discográficos como Piojos y Piojitos, que marcan un estilo propio de El Jardín de la Esquina, nos damos a conocer trascendiendo los límites de nuestra propia escuela.

Con alegría, festejamos el reconocimiento a Piojos y Piojitos 2, nuestro tercer disco que participó en la terna de la categoría “Mejor álbum infantil” de la Sexta Edición de los Premios Gardel a la Música 2004.

LETRA DEL HIMNO DEL JARDÍN

¿Quién ya lo sabe? ¿Quién lo adivina?

¿Quién se imagina que hay en la esquina?

Hay una casa, mire si pasa.

Miro adentro, a ver qué encuentro.

 

¿Quién ya lo sabe? ¿Quién lo adivina?

¿Quién se imagina que hay en la esquina?

Hay arenero, como yo quiero

y trepadoras, suba señora.

 

¿Quién ya lo sabe? ¿Quién lo adivina?

¿Quién se imagina que hay en la esquina?

Chicos cantando, chicos jugando,

y una maestra, esa es la nuestra.

 

¿Quién ya lo sabe? ¿Quién lo adivina?

¿Quién se imagina que hay en la esquina?

Paso tres horas muy muy contento,

y esto que cuento no es un invento.

¿Quién ya lo sabe? ¿Quién lo adivina?

¿Quién se imagina que hay en la esquina?

No es en la China, es Argentina,

no es chupetín, ni chocolatín,

El de la Esquina, es mi jardín.

El himno del jardín

Desde hace décadas distintas generaciones de chicos y sus familias entonan jubilosos con nosotros nuestro simpático himno.